Upcoming Events

No hay próximos eventos actualmente.

This info is also available in: es

SOLDADURA LÁSER MANUAL ó AUTOMATIZADA


Una tecnología de fácil uso, a un coste asumible y de retorno de inversión rápido

Nuestros primeros avances en soldadura láser manual. Una tecnología sencilla para unión y sellado de materiales de espesor fino, en aplicaciones de metalistería, ventilación y acondicionamiento, fabricación de componentes ligeros,…
Seguro que hay muchas empresas que van a beneficiarse de esta tecnología que comienza a ponerse al alcance gracias a un coste más que asumible y que requiere una inversión fácilmente retornable por la calidad de acabado y rapidez.

Las aplicaciones también incluyen reparaciones de componentes en los que la precisión de la soldadura, la mínima deformación y afectación térmica de la zona soldada sean requisitos imprescindibles.

Ejemplos de resultados de soldaduras en diferentes aplicaciones

Soldadura automatizada
Acabado perfecto
Uniones difíciles
Sin afectación térmica
Importancia Gap

Ventajas del proceso LW – Laser Welding:

  • Mínima afectación térmica:
    • Posibilidad de soldar espesores muy finos sin deformación de los componentes
    • La ZAT es mínima, y así también los problemas asociados a las transformaciones metalúrgicas en esta zona.
    • Los riesgos derivados del calor de la soldadura se minimizan.
  • Soldadura rápida
  • No se precisa la elevada habilidad de un soldador de TIG
  • No se utiliza metal de aporte, salvo en algunas aplicaciones para el recargue o reconstrucción de pequeñas áreas
  • Se puede soldar sobre superficies acabadas, incluso a brillo, pues el cordón no afecta la zona adyacente. Posteriormente, si es preciso, se puede pulir el cordón (ver limitación)
  • El coste de los equipos es cada día más asequible y rápidamente amortizable.
  • Hay disponible una gama de equipos, diferenciados por la tecnología de láser (YAG o fibra de vídrio) y su potencia, que permiten soldar espesores de hasta 3 o 4 mm, con penetración completa de la junta.
  • Se puede usar la antorcha de láser en soldadura semiautomática o también es muy fácilmente automatizable.
  • Es una soldadura segura, sin efectos para la piel humana, únicamente se precisan una gafas de seguridad con filtro adecuado, y con mínima producción de humos.

Limitaciones del proceso LW – Laser Welding:

  • Es preciso que los bordes de las juntas a unir estén cortados de forma precisa y sin rebabas, de forma que se pueda garantizar que no habrá separación en la junta (Gap = 0):
    • Observen la imagen de la soldadura de un ángulo de inoxidable: el cordón es perfecto en las zonas interior del ángulo y exterior en las que hemos mantenido la junta perfectamente unida. Debido al corte impreciso de las piezas que se unen, no es posible cerrar la junta en su totalidad, quedando sin soldar esas zonas.
  • En las aplicaciones de unión no se usa metal de aporte. Esto significa que la soldadura es autógena, es decir, son los bordes del propio metal base los que se unen al fundir con la energía del láser para conformar el cordón de soldadura:
    • Esto supone que el espesor del cordón resulta ligeramente inferior al espesor de los metales que se unen
    • En aplicaciones donde la soldadura esté sometida a tensiones, se debe tener en cuenta el espesor de los cordones resultantes de cara a los cálculos de propiedades mecánicas.
    • Si se desea un acabado superficial del componente soldado, se deberá tener en cuenta que los cordones de soldadura no quedan al nivel de la superficie soldada.
    • En algunas aplicaciones en las que pueda existir fatiga de los componentes soldados, se deberá calcular la vida de fatiga, recomendablemente mediante ensayo, para estudiar el posible efecto entalla que pueda causar la «mordedura» que supone el cordón hundido con espesor inferior al de los metales base.

Pin It on Pinterest